3er Congreso Nacional de Teatro: De la violencia nace la paz

Durante el 21, 22 y 23 de mayo, nos verás a nosotros y a muchos otros ponentes hablar acerca de las leyes teatrales, las redes que podemos formar, y la educación para, desde y con el teatro.

¿Cuál crees que ha sido la época más violenta de México?
¿La conquista?
¿La Revolución?
¿La matanza del 68?
¿La guerra contra el narco?

Todas son buenas suposiciones, pero no. Lo cierto es que salimos de ella hace 5 meses.

2017 fue declarado el año más violento en la historia del país. Cifras alarmantes de homicidios diarios, cárteles y narcotráfico, secuestros, extorsión, criminalidad, corrupción, impunidad… La lista es larga. Desgraciadamente, mucho más larga que las propuestas hechas para combatir todo lo que nos ha querido obligar a agachar la cabeza (pero que no ha podido).

Hablar de paz en México es complicado, sobre todo porque la violencia la tenemos en los genes. Está en el águila de nuestro escudo, en el rojo de nuestra bandera y en el grito de nuestro himno. Está en nuestra picardía, en nuestra toma de decisiones y en nuestro día a día. Está tan incrustada en nuestra forma de ser, que para ganar la simpatía del pueblo en busca de prosperidad, tenemos que echarle mierda constantemente al candidato de a lado.

No nos malinterpreten, no todo es horrible. De hecho, pensamos que toda la energía que tiene el mexicano para hacer la guerra es digna de admirar hasta por el mismísimo Huitzilopochtli. ¿Pero se imaginan si la enfocáramos en propósitos mejores?

Es decir… ¿qué pasaría si las palabras que utilizamos para discriminar a un homosexual, las utilizáramos para discriminar a un corrupto?

¿Cuál sería nuestro mundo si en lugar de gastar millonadas en decir “vota por mí”, las gastáramos en decir “cuida a tu país”?

¿Cómo sería nuestra mentalidad si el mismo esfuerzo que aplicamos para desaparecer estudiantes, lo aplicáramos para desaparecer la ignorancia?

Como dice el dicho, “está bien que chingues, pero a tu madre la respetas”. Y en el ámbito teatral sabemos que tenemos que chingarle -y mucho- para respetar a nuestra madre patria y a todos sus hijos, nuestros hermanos.

El 3er Congreso Nacional de Teatro trata de eso. A todos los que hacemos o admiramos el teatro nos espera una serie de pláticas y ponencias que nos recuerdan la importancia de los Derechos Humanos. Hemos sido testigos de la creciente crueldad que tiene nuestro amado México, y, como buenos teatreros, tenemos que actuar. Como ya hemos comprobado en varias ocasiones (desde hace más o menos 16 siglos), las artes escénicas tienen el poder de enfocar toda esa energía con la que no sabemos qué hacer.

Durante el 21, 22 y 23 de mayo, nos verás a nosotros y a muchos otros ponentes hablar acerca de las leyes teatrales, las redes que podemos formar, y la educación para, desde y con el teatro. Un espacio de reflexión gratuito dentro del Centro Cultural Helénico para ti y cualquiera que le interese la Construcción de la Paz (o sea, todos, ¿no?).

Te invitamos a nuestras ponencias:

LUNES 1:15pm - 3:15pm

El 77 Centro Cultural Autogestivo - “El teatro es el medio”

RECIO - “Bases teóricas hacia una ley de teatro”

MIÉRCOLES 10:30am - 11:30am

Foro Shakespeare - “Crónica anunciada de la muerte de un teatro”

Esperamos algún día poder presumir de la época más próspera y feliz de México. Por ahora, no nos queda más que hacerle honor a nuestra sangre guerrera y seguir luchando, cada vez más, en nombre de la paz y el bien común.

imagen miniatura
3er congreso