ADMÍTELO: TE HACE FALTA MÁS CULTURA

¿Por qué insistimos tanto en que consumas más y más mundo?

 

Cada vez que escuchan esa frase (o algo parecido), la gente se siente agredida, sobajada, alertada. La respuesta más “natural”, hemos observado, es sacar las garras mientras se frunce el ceño y se toma aire para atacar al agresor con insultos y callarle la boca con una cátedra de todo lo que se sabe. ¿Cómo se le ocurre llamarte “estúpido”?

¿Pero... en verdad alguien te está llamando “estúpido”?

via GIPHY

Por “detallitos” como este (y unos cuantos otros históricos) es que hay confusión con el concepto de la palabra ‘cultura’. Es común (pero incorrecto) utilizarla como sinónimo de sapiencia si es mucha o de ignorancia si es poca. La forma más antigua que se conoce de la palabra data del siglo XVIII en europa, y se refería al proceso del crecimiento y cuidado de vegetales en el campo: cultivación. Tiempo después se utilizaba para referirse al mejoramiento de lo individual (fuese lo que fuese el individuo). Con el tiempo, el uso de la palabra, y la evolución del lenguaje, fue tomando formas diferentes hasta llegar a la que usamos hoy: un conjunto de ideas, tradiciones, costumbres y conocimientos que caracterizan a un grupo específico de personas. De esta forma sabemos que, sin importar qué o cuánto sepa una persona, ésta ya tiene su propia cultura de acuerdo al ambiente en el que se desarrolla.

Pero, si la cultura ya está “predeterminada” por un contexto, ¿por qué insistimos tanto en que consumas más y más mundo?

via GIPHY

La cantidad de formas de expresión y la cantidad de maneras de entender son la misma: un chingo. Es verdad que nuestros valores, creencias, métodos, formas de ser y de pensar ya están ahí desde que nacemos, empapando nuestra personalidad para ser aceptados en una sociedad. Lo que también es verdad, es que es responsabilidad de todos florecer lo que por casualidad se obtuvo. Los conocimientos son tantos, que es imposible tenerlos todos en tu poder, pero mientras más se tienen, más completo se es. ‘Enterarse’, más que un proceso de iluminación, es un proceso de hacerse entero. Cada uno nació con un contexto específico, y depende de cada uno transmitir ese conocimiento a alguien en un contexto totalmente diferente con el fin de llegar a una armonía universal.

via GIPHY

Sip, leíste bien. El chiste de todo esto viene siendo entendernos los unos con los otros (y, por supuesto, divertirse en el proceso). No te decimos que veas nuestras obras, que vayas al 77  o que conozcas la Compañía de Teatro Penitenciario para que “puedas pertenecer a nuestro club de moralidad e intelectualidad superior”. Te ofrecemos todo eso porque es nuestra manera más fuerte de impactar a la sociedad con, precisamente, más cultura. Si muchos insistimos en que leas, estudies, te relaciones, vayas al teatro o hagas cosas que normalmente no haces, es para que puedas entender por qué estamos como estamos y puedas hacer algo al respecto. Para que cuando conozcas a alguien que no lea, que no estudie o que delinca, sepas perfectamente qué tienes en común con esa persona y ambos puedan vivir en paz y a gusto por ello.

imagen miniatura
Te hace falta más cultura