(Cont)acto Seguido

"Los límites culturales inevitablemente reprimen nuestra necesidad básica de entender y ser entendidos. Por ello, quedarnos de brazos cruzados no es precisamente nuestro estilo."

 

Ya actuamos. Ya lloramos. Ya contamos hasta cero y dimos una última función. Ya lo mandamos a la mierda y, para fortuna de algunos e infortunio de muchos otros, ya cerramos el teatro. Nuestro teatro.
¿Y ahora qué sigue?

Si de algo presumimos, es del inmenso público que nos sigue. Y no lo presumimos con el afán de ovacionarnos a nosotros mismos. No nos confundamos. Aquí el aplauso es para cada uno de ellos, que nos hacen saber que hay una multitud de seres que, consciente o inconscientemente, hacen de este un lugar para vivir, más que sobrevivir; que se atreven a tocar y sentir en lugar de mirar desde lejos. A todos los que de una u otra manera crean contacto con y para el mundo, sólo tenemos una palabra para ustedes: GRACIAS. Pero como nos dedicamos más a ACTUAR que a DECIR, queremos transformar ese “GRACIAS” en lo que ustedes, querido público, nos han mostrado: contacto.

A pesar de los obstáculos que puedan haber, le daremos al público toda esa unión y esa compañía que demostraron tener. Así es. Nuestro Shakespeare está más vivo que nunca, y está aquí para hacer lo que mejor sabe hacer: impactar almas y conciencias sedientas de aprendizaje. Los mensajes que hacen pensar; las situaciones que hacen sentir; nuestra gente y nuestro público; nuestras ganas de ayudar… Todo eso sigue y seguirá. Lo mejor del Foro se queda aquí para darle vida a todo aquello que no merece morir, y hace tiempo que merece vivir una sociedad más fuerte pero más sensible; más libre pero más organizada; no tanto informada, sino sabia.

Los límites culturales inevitablemente reprimen nuestra necesidad básica de entender y ser entendidos. Por ello, quedarnos de brazos cruzados no es precisamente nuestro estilo. Lo que nos toca hacer (a todos) es contraatacar con más cultura. Ahora no sólo haremos teatro, sino que lo impulsaremos, lo difundiremos, lo meteremos y lo instruiremos donde podamos. Es cierto que nuestras producciones estarán dando lata de teatro en teatro, pero eso no quiere decir que no tengamos dónde recibir a nuestro querido público.

Querido maestro, fiel seguidor de esta filosofía, hoy te invitamos a que sigas siendo parte de la historia del Foro Shakespeare, o, mejor dicho, de su legado. Hace 35 años éramos una librería, y hoy planeamos seguir escribiendo muchos más capítulos en la historia que Héctor Fuentes comenzó. Así que, respondiendo a nuestra pregunta inicial “¿Y ahora qué sigue?”... pues sigues tú. Puedes seguir aprendiendo en El 77, puedes seguir rompiendo prejuicios en la Compañía de Teatro Penitenciario, y puedes seguir viendo nuestras obras (o cualquier otra obra) en uno de los más de 300 teatros a lo largo de la CDMX. Sigamos actuando, llorando, riendo y dando todas las funciones que sean necesarias para salvar el teatro. Para salvarnos a nosotros mismos de nosotros mismos.

 

imagen miniatura
Noticia